Una razón más para ser diferente

Publicado: 20 abril, 2011 en + Cine, Música & BSO

Una historia sobre el poder de la amistad, sobre como ser diferente y luchar por lo que creemos y sobre todo por demostrar que se puede vivir en armonía si somos tolerantes y no acudimos a la violencia como herramienta para “arreglar” lo que no conocemos. Creo estos son los mensajes fundamentales que transmite Como entrenar a tu dragón, que cuenta la historia de Hipo, un niño de una aldea de Vikingos, que entabla una amistad con un dragón cuando se supone que por tradición debería matarlo y ganar prestigio.

Hipo es diferente y todo el mundo lo sabe (especialmente su propio padre).Al principio él no se reconoce así porque quiere encajar a toda costa en la “normalidad” de su gente, pero luego cuando tiene la oportunidad de demostrar que puede cumplir con las tradiciones, no puede…no quiere… La realidad le golpea tan fuerte que con un ramalazo de clarividencia se da cuenta que él no nació para eso.

Así empieza esta aventura de una amistad prohibida entre Hipo y Toothless (Desdentado en español), un dragón que por esas cosas del destino depende del chico y  empieza a desarrollar un lazo tan fuerte con un humano como nunca lo había habido antes.

La animación y las escenas de acción se merecen una mención aparte. Me imagino que si la hubiera visto en el cine o en 3D la inolvidable experiencia se hubiese multiplicado por cien. La calidad de los efectos y los gestos de los rostros de los personajes, especialmente la expresividad de los ojos de Toothless, es tan cálida y real que a cada rato le roban una sonrisa al espectador.  

La banda de sonido es otro destacado de este film, que estuvo nominado por esta categoría y como Mejor Película Animada en la ultima edición de los Premios de la Academia. Aunque perdió en ambas ternas -caprichos del cine lo sé…porque si bien compitió ante un tanque como Toy Story 3, la BSO realmente se merecía el galardón- nosotros igualmente podremos conocer y disfrutar de esta hermosa música compuesta por John Powell.

En fin, una fábula que nos enseña a ser nosotros mismos, a cuidar, no a nuestras mascotas que me parece un término que se queda corto con el significado que yace en esta historia, sino a nuestros amigos los animales porque en definitiva son ellos los seres más honestos y leales, aquellos que no han sido contaminados por la maldad que lamentablemente reina en el mundo de los hombres.

Dejo para el deleite de los oídos ( a escuchar con auriculares!)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s