Pantalla Retro (1ra parte)

Publicado: 7 mayo, 2012 en + Cine, Nostalgia, Series de TV

Será por una predisposición a la nostalgia de tiempos lejanos pero a la vez cercanos a nuestro corazón o quizás porque uno nunca se olvida de esas películas y series que marcaron su infancia que siempre recuerdo ciertas imágenes de la pantalla…

Es así que se me presentan como flashes una niña en un laberinto con extrañas criaturas en búsqueda de su hermanito, que fue raptado por el rey de los duendes interpretado por un seductor David Bowie (que yo por ese entonces ni registraba quien era), o un grupo de amigos que se embarcan en la búsqueda de un tesoro perdido, o un niño que viaja a una tierra fantástica con solo leer un libro que tiene un misterioso medallón llamado Auryn…y así podría seguir recordando estas vívidas imágenes trasmitidas por el pequeño televisor de mi casa allá por la década del ´80.

Una aventura de piratas

The Goonies (1985) narra la historia de cuatro amigos que encuentran un antiguo mapa de un tesoro escondido por el legendario “Tuerto Willy”, un pirata que, según una leyenda, visitó siglos atrás la ciudad donde viven.

Motivados por salvar sus casas, que serán demolidas para construir un campo de golf, y sobretodo por el placer de vivir juntos una última aventura antes de separarse, los amigos pronto se ven envueltos en una seguidilla de misteriosos acertijos, pasadizos secretos y hasta de una banda de malvados pero torpes criminales al estilo italiano que le siguen los pasos.

La amistad, la lealtad y la valentía para concretar los sueños son valores recurrentes durante toda la historia, que tuvo como protagonista a Sean Astin que años más tarde inmortalizaría a Samsagaz Gamyi, el leal compañero de Frodo en la saga de El Señor de los Anillos, adaptada al cine por el genial Peter Jackson.

De laberintos y Rock Stars

Labyrinth (1986) es esencialmente lo que George Melies predicaba: una película con el poder de captar los sueños. Hoy convertida en una joya del cine fantástico de culto, es prácticamente imposible no volver a caer en su embrujo si tenemos la oportunidad de volver a verla. Cuenta la historia de Sarah (Jennifer Connelly adolescente) que en un ataque de furia desea que a su hermanito Toby lo lleven los duendes. Y como en esta historia los deseos se cumplen con sólo pronunciarlos, Jareth, el rey de los duendes, aparece y se lleva al bebé, retando a Sarah a adentrarse a sus laberínticas tierras para recuperarlo.

Con efectos especiales muy superiores para su época, realizados por el talentoso George Lucas, y una historia tan atrapante como excéntrica y fantasiosa, la trama esta llena de curiosas criaturas que se roban el corazón del público con cada escena. Y como si esto fuera poco, hay un mágico baile de máscaras con la música de David Bowie, donde el rey de los duendes trata de hechizar a la protagonista. Así Laberinto con su mundo onírico y sus extraños personajes se convierte en un film difícil de olvidar.

Spielberg para pantalla chica

Se acuerdan de esa serie de historias sobrenaturales y hasta medio locas que pasaban por canal 12 de Córdoba? Yo si. Se llamaban Cuentos Asombrosos (Amazing Stories)  y fue una serie de dos temporadas entre 1985 y 1987 dirigidas nada más y nada menos que por Steven Spielberg, con música del maestro John Williams.

Una planta que ofrece su amistad, un peluquín asesino, una fórmula que hace que crezcan vegetales gigantes, un actor disfrazado de momia versus una momia real, son los protagonistas de algunas de estas increíbles historias.

Cada episodio con su propio argumento era individual con respecto al resto y, quizás por eso, inolvidable y original. Haciendo una analogía con la literatura, lo que Spielberg hizo fue algo así como llevar un poco de Realismo Mágico a la pantalla de nuestros televisores y tal vez es por esta razón que recuerdo esta serie que siempre nos deparaba un cuento más disparatado y extraño que el anterior. Realmente una asombrosa joya televisiva que quedará para siempre en mi memoria.

comentarios
  1. pablindere dice:

    Algunos momentos marcan etapas imborrables en nuestras vidas, y esas etapas están acompañadas de recuerdos maravillosos, mundos de fantasía creados por nuestras mentes infantiles, lugares a los que hoy a mi me gustaría poder escaparme muchas veces. Cuando leí el título “Pantalla retro” creí que iba a ser una entrada de blog y nada más, pero al comenzar a leer mi memoria empezó a viajar a esos lugares escondidos en la memoria que hasta me salió una carcajada a raíz de esos recuerdos.
    The Goonies, Laberinto y Cuentos Asombrosos, que buena selección para una primera parte. Si querías que nos pongamos nostálgicos, bueno, lo lograste jeje.
    Con lo de Sean Astin me mataste, nunca me lo hubiese imaginado, se ve que la memoria del niño es distinta a la del joven virtuoso que soy ahora jajajaja.
    Gracias por lo que me acabas de dar, no se borra la sonrisa de mi rostro porque no dejo de acordarme cosas.

    • li1184 dice:

      Que lindo lo q escribiste Pablin! me alegro tanto q mi humilde pero nostálgica entrada te haya traído esos hermosos recuerdos de la infancia. Ese era justamente mi propósito: viajar aunque sea por 5 minutos a esas memorias, a esas tierras q tantas veces visitó nuestra imaginación, no sólo para satisfacer esa cuota de nostalgia sino también para hacer mejor nuestro presente q casi siempre nos ahoga con su rutina y horarios. Por eso escribo para liberar la mente y es un plus q ese sentimiento se contagie a través de mis palabras. Gracias =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s