Posts etiquetados ‘edward scissorhands’

Y como a medida que uno va creciendo, sus gustos van expandiéndose y evolucionando les propongo alejarnos un poco de la fantasía pura con que nos deleitaron los clásicos del cine y la tv que recordamos en las entradas anteriores (y porque no quiero pecar de reduccionista aclaro que sólo fueron algunos clásicos ya que para recordarlos a todos haría falta escribir un libro por lo menos), para adentrarnos en otros géneros que perfilaron nuestros gustos, preparándonos para la vida de adultos, y dejaron una huella importante en la historia del cine de la década del 90 y por supuesto en la historia personal de cada uno.

El chico gótico de las tijeras

Edward Scissorhands 1990 (El joven manos de tijeras) Como buena admiradora de Tim Burton me es imposible no incluir este clásico en este humilde homenaje a las imágenes que nos marcaron en la vida. Cómo no amar la historia de este pinocho moderno, vulnerable pero a la vez peligroso, que creó Burton y personificó excelentemente Johnny Depp?  El cuento del ser extraño, la paria social (como tantos protagonistas de las historias de Tim Burton) abandonado a su suerte tras la muerte de su creador, y su posterior inserción a la vida “normal” de una comunidad acartonada, gracias a la insistencia de una vendedora de productos Avon (perdón por el chivo) que tocó la puerta de su gótico castillo. Porque claro…en el universo de Tim siempre es lógico encontrarnos con un castillo tenebroso en el medio de un colorido vecindario.

Y la historia de amor prohibido entre seres de mundos diferentes, que dramatiza cada página de una buena novela en la historia de la humanidad también está presente en este maravilloso film. Kim: rubia, delicada, porrista y chica popular de la secundaria por un lado, y por otro Edward: enmarañado pelo azabache, palidez extrema, cicatrices por doquier y tijeras en vez de manos. En resumen: el freak y la princesa. Cómo no engancharse con esta condenada historia de amor? la respuesta escapa a mis neuronas. Además, Burton no cae en clichés y la forma en que cuenta esta historia es simultáneamente fabulosa y desgarradora.

Otro detalle que no es menor se resume en dos palabras: Danny Elfman. Si, ese señor que puso música a estas inolvidables imágenes y las dotó de múltiples emociones que traspasaron la pantalla para clavarse directamente en nuestros corazones.  No sería la primera vez que trabajaría con Burton ya que director y compositor llevan hasta la fecha una larga carrera juntos creando maravillosos films y maravillosa música.

Si pudiera enumerar todas las cosas que me encantaron de esta película no me alcanzaría el blog, pero para resumir: la química entre Johnny Depp y Winona Ryder (Edward y Kim), los escenarios, los diálogos entre cómicos y solemnes, las secuencias de peluquería humana y canina, las esculturas de ligustrines, la ambientación y fotografía, la escena del baile de Kim mientras Edward talla un ángel de hielo, esa impronta de fabula moderna y gótica que tiene todo el film… podría seguir infinitamente. Por todo eso y por cosas que describirlas con palabras no les haría justicia,  incluyo una de mis películas más amadas en esta tercera entrega de Pantalla Retro.

Un parque de dinosaurios…reales!

Jurassic Park (1993) De niños, cuantas veces soñamos con tener la oportunidad de ver dinosaurios en su hábitat, cazando, respirando, como si pudiéramos alargar la mano y tocarlos? muchas veces y Steven Spielberg cumplió una vez más ese sueño. Con una magistral banda de sonido a cargo de quien musicalizó muchas de sus películas, el maestro John Williams, el film nos ofrece no sólo una historia de acción con excelentes efectos especiales (como nunca los habíamos visto antes en esa época) sino también un relato conmovedor, en el cual la re-creación de la vida, hace millares de años extinta, por medios artificiales y sus inexorables consecuencias son las protagonistas.

Escenas como la aparición del Tiranosaurio Rex cuando las camionetas de la expedición estan varadas en medio de la selva,  el frondoso paisaje plagado de diferentes especies jurásicas extintas o la persecución de los velociraptores en la cocina del complejo, donde los niños protagonistas se esconden, son  algunas de las escenas más memorables no sólo de la película sino de la historia del cine en su conjunto.

Como dato anecdótico y para dar un ejemplo del impacto que generó la exposición al realismo de Jurassic Park, cada vez que veía temblar un vaso con agua o un charco en el suelo, la imagen mental del T- Rex caminando a grandes y estruendosas zancadas era inevitable. También debería añadir que hasta el día de hoy los chillidos de los velociraptores, especialmente en la escena de la cocina que mencioné, me generan los mismos escalofríos que la primera vez que los oí. Esas son las cosas que te marcan y que hacen que cada vez que la encuentres haciendo zapping digas: “¡Que buena película!” mientras te acomodas en tu sillón favorito para verla otra vez.

Apocalipsis please

The Seventh Sign (más conocida como La Séptima Profecía – 1988) “Morirías por él?! Morirías por él?!” esa frase sigue resonando en mi cabeza cada vez que recuerdo esta película que tuvo como protagonista a Demi Moore y que si bien no es de la década del 90, yo la vi por esos años en algún canal de películas que ya no recuerdo.

A mi criterio una de las mejores películas que abordaron las profecías bíblicas y la inminencia del apocalipsis en su trama argumentativa.  Demi Moore interpreta a Abby Quinn, una mujer embarazada que tiene un sueño recurrente en el que una voz le cuestiona insistentemente: “Morirías por el?! Morirías por él?!”. Mientras tanto en diferentes partes del mundo se desatan fenómenos sobrenaturales que coinciden con las profecías anunciadas en el libro del Apocalipsis. Curiosamente, un extraño hombre esta presente en cada uno de estos sucesos, provocándolos al romper uno por uno los sellos de unos antiguos pergaminos.

En tanto el Vaticano desestima los hechos asignándoles causas naturales pero Abby empieza a sospechar que en realidad se trata de los siete sellos de los que habla la biblia y por consiguiente la proximidad del fin de los tiempos, reforzando su teoría, la presencia de un solitario hombre que se convierte en su nuevo inquilino. Sin embargo, lo que Abby no sospecha es que ella será una pieza clave en esa cadena de eventos anunciados por las profecías y que su fe será puesta a prueba cuando deba responder a la pregunta de sus sueños.

La excelente actuación de Demi Moore en el papel protagónico y las escenas de la ruptura de los sellos con sus consecuentes desastres bíblicos son dignos de recordar, aun más teniendo en cuenta la destreza del director en plasmar esta historia sin la parafernalia digital de la que abusan actualmente muchos de los film de este tenor.

Esta película toca cada fibra de nuestro espíritu y va mas allá de una creencia religiosa en particular ya que  habla de la fe en nosotros mismos y la posibilidad de reivindicarnos, aún en los tiempos finales.  Creo que la intrincada relación del sueño y la profecía, de tratar de evitar lo inevitable y de comprender con una clarividencia repentina una epifanía que siempre estuvo ante nuestros ojos son los mensajes que me marcaron profundamente de esta historia que hasta el día de hoy me pone la piel de gallina.

Para estar contacto y compartir la pasión por el cine: @liXoria en Twitter =)

Anuncios