Posts etiquetados ‘el resplandor’

Esta entrada va a ser un desafío porque el terror no es uno de mis géneros cinematográficos preferidos. Quizás porque últimamente las propuestas han sido bastante patéticas y predecibles para ser consideradas de “terror” o tal vez porque el cine Gore, actualmente de moda, con toda su sangre, tripas y personas desmembradas más que miedo me dan asco. Y bueno gustos son gustos, por eso ante el desafío, reúno aquí una acotada (espero) lista de películas que considero son clásicos del terror y del suspenso/terror, que a mi criterio son más efectivas ya que generan ese miedo psicológico que nos visita cada vez que rememoramos alguna de sus escenas.

The Exorcist – El exorcista (1973) El film que produjo pesadillas a más de una generación sobre la posesión demoníaca. El resto de las películas de la misma temática y/o inspiradas en este metraje que se realizaron posteriormente no le llegan ni a los talones. Una historia espeluznante y totalmente aplicable a la realidad (lo que es peor).

Carrie (1976) Basada en un libro del maestro del terror contemporáneo Stephen King, es la historia de una chica de secundaria, ignorada por sus compañeros de clases y sobreprotegida por el fanatismo religioso de su madre. Las cosas cambian cuando la sumisa niña empieza a hacer uso de su incontrolable poder de telekinesis. Litros de sangre, sin ser cine gore, y con resultados más que terroríficos.

Alien – Alien, el octavo pasajero (1979) Quien dejó subir a la nave a ese bicho asqueroso? Ridley Scott, gente. Con esta película, Scott hizo que la palabra “alien” se refiriera específicamente a este Alien: reptiláceo, con sangre ácida y verdaderamente mortífero que usa a los humanos como huéspedes para reproducirse. Sigourney Weaver, es la heroína estrella de este film que marcó el cine  SciFi/Terror de todos los tiempos.

The Shining -El resplandor (1980)“Wendy, I’m home!” (Wendy, estoy en casa!): nunca una frase tan cotidiana resultó ser tan terrorífica. Claro, cómo no lo va ser si el tipo que la dice, interpretado por Jack Nicholson, clava un hacha en la puerta para asesinar a su esposa. Esta película de Stanley Kubrick basada en otro libro de Stephen King tiene escenas escalofriantes que generan ese miedo psicológico que es más duradero que cualquier otro miedo. Para ver de día o bien acompañados (o por seguridad ambas cosas).

A Nightmare On Elm Street – Pesadilla (1984) Freddy Krueger si que daba miedo. De chica me prohibían ver estas películas pero bueno…era desobediente. Un par de escenas bastaron para amedrentarme. Después no me quería dormir con miedo a que me visite este demonio del mundo onírico que convertía tus sueños en verdaderas pesadillas.

The Fly – La mosca (1986) Este film toma el argumento central de La metamorfosis de Franz Kafka y lo introduce en una historia asquerosamente terrorífica y totalmente shockeante. David Cronenberg, director de Promesas del Este, nos presenta la historia de un científico a quien le sale mal un experimento y termina convirtiéndose en una mosca. Advertencia: no apta para personas con estómagos débiles.

Predator – Depredador (1987) Después de ver esta película, por un tiempo creía escuchar ese sonido que hacía el depredador (tal es el nivel de trauma que me dejó). Muchas balas, sangre roja y flúor en la selva y Arnold Schwarzenegger en su mejor momento. Destacado: el depredador además de horrible y mortal tenia una tecnología super avanzada.

Drácula – Drácula,  de Bram Stoker (1992) Llevar a la pantalla grande la mejor novela escrita sobre la leyenda de Vlad Tepes “El empalador” era un desafío con mayúsculas, pero Francis Ford Coppola no sólo lo hizo sino que cumplió las expectativas con creces. Visualmente perfecta (no en vano ganó tres Oscar en estas categorías) y con el talentoso Gary Oldman en la piel del vampiro más famoso de la historia: el conde Drácula, quien junto a la creación de Víctor Frankenstein, son los monstruos más antiguos de la literatura occidental.

The Sixth Sense – Sexto Sentido  (1999) “Veo gente muerta” se convirtió en una frase de culto después de esta película de Night Shyamalan. La actuación de Haley Joel Osment como el niño poseedor de este extraño don fue brillante y eclipsó al resto de los actores que participaban en el film. Si bien algunos pueden decir “esta película no es de terror”, les digo: puede ser, pero el excelente manejo del suspenso hizo que más de uno saltara de su silla mientras la veía.

El Espinazo del Diablo (2001) Una película de Guillermo del Toro, maestro en el arte de entretejer el mundo real con el paranormal/fantasioso en una película. Cuenta la historia de un chico que va a parar a un orfanato que guarda más de un secreto oscuro, entre ellos el de un niño fantasma que deambula por las noches buscando ayuda. Escenas brutalmente reales y escalofriantes  y un guión inmejorable son los puntos máximos de este film ambientado en la época de la guerra civil de España.

The Others – Los otros (2001) Una mujer que vive en una antigua casa con sus dos pequeños hijos fotosensibles está convencida que el edificio que habitan está embrujado. Alejandro Amenábar, director de este film, hace uso de un excelente manejo del suspenso y nos cuenta una tenebrosa historia, cuyo final nos replanteará toda la película.

The Ring – La llamada (2002) Basada en un film de terror japonés (a mi criterio los mejores relatos originales de terror jamás contados) trata de un video, cuya exposición atrae la muerte segura al que lo vio. Bizarra pero escalofriante al mismo tiempo, la escena más terrorífica es la de la niña que sale del pozo de agua y traspasa la pantalla para sellar el terrible destino del televidente.

El Exorcismo de Emily Rose (2005) Esta fue hasta el momento la mejor película sobre exorcismos que vi en la actualidad, excluyendo El exorcista por supuesto. Contar el caso de la posesión demoníaca de una estudiante de la universidad a través del juicio al sacerdote que le realizó el exorcismo fue muy original e innovador ante tanta película sobre el mismo tema que repiten argumentos. Datos como la hora exacta en que los demonios salen de noche o las escenas de la posesión son imágenes que vuelven a generar miedo con tan sólo recordarlas.

1408 (2007) John Cusack interpreta a un escritor que se dedica a desmentir casos paranormales sobre fantasmas y edificios embrujados. La historia cambia cuando decide pasar una noche en la habitacion 1408 del Dolphin Hotel. Con escenas que me hicieron recordar a El resplandor (y como no, si es otra película basada en una historia de Stephen King) y un juego constante entre lo que es real y lo que es ilusión ponen en jaque no sólo la cordura del protagonista de la película sino también la del que está al otro lado de la pantalla.

En twitter: liXoria