Posts etiquetados ‘indiana jones y la ultima cruzada’

En busca del Santo Grial

Indiana Jones and the Last Crusade – Indiana Jones y la Ultima Cruzada (1989) Si algo podrían haber hecho para mejorar la saga de Indiana Jones era juntar a Harrison Ford con Sean Connery. Épico. Y para completar, contar una historia que gira en torno a algo tan misterioso y místico en la historia de la humanidad (y que siempre llamó mi atención) como el Santo Grial. No piensen que no me gustaron las dos anteriores (Los cazadores del Arca Perdida y El Templo de la Perdición), las vi millares de veces y las seguiré viendo, pero la tercera tiene un lugar especial en mi corazón. La dupla Ford-Connery es una de las razones, ademas la búsqueda en una antigua biblioteca de Venecia, la persecución en botes y las pruebas de fe por las que tiene que pasar Indy para salvar a su padre son, entre muchas otras,  escenas INOLVIDABLES (si, así con mayúsculas).

De la mano una vez más de Steven Spielberg, esta película además de juntar actores que admiro mucho y que ya eran mis héroes por sagas anteriores, como el caso de Harrison Ford (porque para mi siempre será Han Solo, capitán del Halcón Milenario), combinó lo que a mi criterio es una amalgama irresistible en un film: desentrañar un enigma histórico (y que desveló a más de uno), escenas repletas de acción elevada a la quinta potencia, diálogos memorables y cómicos, química entre los actores principales, locaciones espectaculares y una excelente banda de sonido compuesta por el maestro John Williams. Que más se puede pedir!

Un DeLorean en el lejano oeste 

Back to the Future III – Volver al Futuro 3 (1990) Nuevamente con la tercera entrega de una trilogía que me voló la cabeza (será que me pueden las terceras partes?) En realidad si soy fiel a la historia no puedo hablar de esta secuela sin mencionar a las anteriores, porque lo que Robert Zemeckis hizo (a la perfección)  fue ensamblar un relato en tres partes sin dejar cabos sueltos , tarea que hasta el día de hoy me sigue maravillando. Y en el proceso, no cayó en ningún típico error que cualquier novato en los viajes del tiempo hubiera cometido, como lo diría el Dr. Sheldon Cooper.

Después de lograr que sus padres se enamoren nuevamente en la primera parte, y luego de encauzar en la segunda la vida de sus hijos en el futuro, Marty McFly (o debería decir Clint Eastwood?) debe viajar nuevamente al pasado. Sólo que esta vez visitará Hill Valley en la época de los trenes a vapor y de los forajidos que asaltaban diligencias, para salvar al Doc Brown que accidentalmente terminó viviendo en ese tiempo y será asesinado a causa de una módica suma por el desagradable y siempre tonto Buford “perro rabioso” Tannen.

Escenas como la ya tradicional entrada de Marty al bar local (esta vez lleno de personajes salidos de un western),  el DeLorean perseguido por los indios en medio del desierto, el tren empujando a la máquina del tiempo para que llegue a los 88 millas por hora, y así tantas imágenes de esta película, están grabadas en nuestra memoria y fueron un punto de inflexión en el cine de todos los tiempos. Y por supuesto no hay que olvidar la maravillosa música de Alan Silvestri, marca registrada de esta amada  trilogía.

Un jardín, una niña y un secreto

The Secret Garden- El Jardín Secreto (1993) Mary Lennox es una niña que recientemente quedó huerfana y debe viajar a la fría y distante Inglaterra para vivir con su tío, quien es el único pariente que le queda y paradójicamente nunca conoció.

Allí deberá aprender a valerse por sí misma y adaptarse a las costumbres de la casa, y en ese afán conocerá a su primo recluido en las alcobas, la misteriosa muerte de su tía y un jardín secreto que será un bálsamo mágico no sólo para su alma solitaria sino también para la de su tío y primo.

Basado en una novela, este film, que estuvo dirigido por la talentosa Agnieszka Holland, nos transporta a la tierras de Yorkshire de comienzos del siglo XX, a un enorme castillo y a las vidas de cada uno de sus habitantes.  La extraña y solitaria niña inglesa llega para trastocar esas vidas y en el intrincado proceso también la suya propia. La soledad, la tristeza y el sentimiento de no pertenencia son sustituidos por la esperanza, la amistad y la magia una vez que Mary descubre el jardín secreto de su tía y decide contra viento y marea devolverle la vida de sus años dorados.

Un relato bellamente contado con emotivas actuaciones, hermosas locaciones de la campiña inglesa y una maravillosa banda de sonido original que da ese toque mágico a cada escena y toca la fibra más intima de nuestro ser.

Personalmente esta película no sólo me recuerda a mi infancia sino que la considero una oda a la esperanza, en creer en nosotros mismos y en renacer de la adversidad así como las flores vuelven a florecer luego del frío invierno.

Y ahora cierro los ojos escuchando esta maravillosa melodia de Zbigniew Preisner e imagino que camino por los senderos de ese jardín secreto…

En twitter: @liXoria